Maestro de Maestros…

… y mi amado Maestro: Maurice Nicoll

Algo superior o mayor no obra en base a la línea horizontal de pasado, presente y futuro, sino que se encuentra `verticalmente´. El hombre se encuentra en aquel punto en que se unen estas líneas horizontal y vertical, ahora; y a este ahora del hombre (si puede darse cuenta de ello) penetran las causas y los efectos desde la línea del tiempo, desde el pasado y desde el futuro. Y también entran influencias de la dirección vertical, de lo que yace por sobre el orden del tiempo. Visto de esta manera, no tenemos necesidad de ser producto del pasado. – Del capítulo Eón del libro El Tiempo Vivo

  • Mi Maestro llama Pleroma (plenitud) o Eón a esa dirección vertical. Y dice que está por encima del tiempo que pasa: está en nuestra mente, en nuestra manera de comprender. Allá por el 94 y en pleno desastre personal, un compañero en la escuela donde “conocí” a Nicoll me dijo que podíamos cambiar el pasado. No comprendí entonces, pero comprendí después: cambia nuestro pasado al interpretarlo con una mente nueva. Y lo más importante: cambia nuestro presente y, por ende, nuestro futuro. Plenitud es el nombre que le doy al ánimo que percibo. Vínculos (con uno mismo y con los otros) es el nombre que le doy al ámbito donde vivir esta plenitud: el sentimiento del Eón.

Benditos los Maestros y todos nosotros.

Feliz Día!