Prima-vera o resurrección

PRIMA: por primera vez o de una manera nueva, fresca, vibrante de vida. Eso le pasa a Gavin, el protagonista de la peli que hoy pasarán en tbs a las 18.27.

Dijo Andre Berthiaume: Todos llevamos máscaras, y llega un momento en que ya no podemos retirarlas sin retirar nuestra propia piel.

  • Gavin llega a tiempo: retira sus máscaras (por lo menos las más jodidas, creo) y entonces renace su esencia, salvando así su propia piel.
  • No es una peli “uau” pero es simpática, y sus últimos 10 segundos nos dicen algo importante: la propia esencia no reconoce guiones hechos, puede crear los propios, puede crear vida propia con tanta gracia y gloria como la primavera.

LA RESURRECCIÓN DE GAVIN STONE. La repiten el 29 a las 18.04 y el 30 a las 15.05.

¡Qué primavera especial ésta! Tánto para ver de una manera nueva, no?

Maestro de Maestros…

… y mi amado Maestro: Maurice Nicoll

Algo superior o mayor no obra en base a la línea horizontal de pasado, presente y futuro, sino que se encuentra `verticalmente´. El hombre se encuentra en aquel punto en que se unen estas líneas horizontal y vertical, ahora; y a este ahora del hombre (si puede darse cuenta de ello) penetran las causas y los efectos desde la línea del tiempo, desde el pasado y desde el futuro. Y también entran influencias de la dirección vertical, de lo que yace por sobre el orden del tiempo. Visto de esta manera, no tenemos necesidad de ser producto del pasado. – Del capítulo Eón del libro El Tiempo Vivo

  • Mi Maestro llama Pleroma (plenitud) o Eón a esa dirección vertical. Y dice que está por encima del tiempo que pasa: está en nuestra mente, en nuestra manera de comprender. Allá por el 94 y en pleno desastre personal, un compañero en la escuela donde “conocí” a Nicoll me dijo que podíamos cambiar el pasado. No comprendí entonces, pero comprendí después: cambia nuestro pasado al interpretarlo con una mente nueva. Y lo más importante: cambia nuestro presente y, por ende, nuestro futuro. Plenitud es el nombre que le doy al ánimo que percibo. Vínculos (con uno mismo y con los otros) es el nombre que le doy al ámbito donde vivir esta plenitud: el sentimiento del Eón.

Benditos los Maestros y todos nosotros.

Feliz Día!

 

Antes que…

“Estaba tan hundido en mi miseria, que me olvidé de lo que había logrado; y también me olvidé de algo todavía más importante: que mientras vivía aquello que me llevó al logro (y muchas veces al no-logro), era muy feliz, ¿qué me impedía recordarlo? El orgullo: ése que me decía “no es justo, es tu culpa, vos me debés”. Entonces comprendí lo que me había dicho mi pastor: El orgullo está antes que la destrucción.”

  • Esta iluminada reflexión, aunque con algunas adaptaciones de mi parte, la escuché ayer en una peli no especialmente recomendable titulada “Que me parta un rayo”. Buen título, aunque así lo creo si le agrego la palabra “antes”: antes que me parta el rayo de mi sentirme miserable, mejor que “recuerde”.

Perlitas…

… de este documental en serie que va los jueves por NatGeo. Son perlitas que percibo como directivas para convertir en actos: maneras de sentir y pensar de algunos habitantes de Port Protection-Alaska mientras están haciendo sus tareas cotidianas:

·       Hace mucho escuché “Con fuego probamos el oro. Con oro probamos al sirviente”. Creo que significa que si sólo confías en tu cuenta bancaria, estás en serios problemas.

·       Tienes que hacer el trabajo, sino no obtendrás recompensa.

·       No es una vida de millonario, pero me siento así.

·       Cuando trabajas para mejorar la vida de otros, esto se traduce en algo más valioso que el dinero. Qué bien se siente esta abundancia. 

Ésta última! Tengo verificadísimo que, para esta gloriosa abundancia, hay grados; y los grados “mayores” los percibo cuando trabajo para quienes no conozco, o como dice el budismo zen la acción sin mérito, sin objeto exterior, sin destino o vínculo que lo convierta en una transacción: especialmente si podría crear la ilusión de seguridad, reconocimiento, amor…

De gente común… aunque no tanto

De QUIÉN y de DÓNDE te imaginás que son estas joyitas?
• El mundo cambia con tu ejemplo, no con tu opinión.
• Necesitas enfocarte en tu intención para que suceda.
• No tienes que ser apuesto, sólo tienes que ser útil.
• Si todo fuera perfecto y maravilloso, te marchitarías y morirías.
• Si lideras con el ejemplo y con la inspiración, puedes cambiar a toda una comunidad.
Encontré estas joyitas en una serie de pequeños documentales en el canal NatGeo con el nombre “La isla salvaje” realizados en Port Protection, Alaska. Los residentes, la mayoría gente grande: en sus cincuenta, sesenta y setenta, nos van mostrando, al realizar sus tareas cotidianas: pescar, cazar, cortar leña, atender a sus animales… todo lo cual realizan estrictamente para subsistir y no para comerciar, un modo de vida realmente “lujoso”: de una ética y calidad excepcionales, y generador de una sabiduría preciosa y muy necesaria para nosotros los “civilizados”. Justo al coordinar un grupo comentaba un recurso que atesoro: cuando me doy cuenta de que algo necesita ser cambiado en mi persona, familia, sociedad, país, mundo…, sólo hablo sobre ello si yo, personalmente, estoy dispuesta a hacer algo concreto al respecto; quiero decir: si ya lo estoy haciendo y no sólo observando, pensando o deseando. Ésto me impide la “descarga” de la crítica como sustituto ilusorio del-hacer, o sea del alivio del “no es justo” que, como alivio, puede llevarme a eliminar la presión fértil que me impulse a la acción. Estos hermosos residentes de Port Protection viven esta idea en cuerpo y alma… y hasta la médula de los huesos. Él es Gary. De todos, sin duda, es mi Maestro preferido.

Ayer Día del Amigo, qué día

Todavía me dura la cara feliz después de la inmensa movida cariñosa online.

Para compartirte hoy, difícil elegir algo de todo lo bello que recibí ayer. Decido lo que su autora, Lilia Calcagno, ha definido como “una metáfora pensada para el grupo (y todos nuestros grupos) volcando lo que significa éste compartir para mí”. Gracias Lilia querida. Hago mío este sueño tuyo.
  • Tuve un sueño luminoso e interminable: soñé que caminaba en la noche, descalza, por un largo camino, a veces a tientas. Cuando otros pasos se sumaron a los míos apareció una luz, a veces tenue, a veces firme. Se iluminó el camino con más pasos a mi lado y algún brillante farol inspiró confianza, fe, esperanza. Nunca supe dónde llegaría, pero mis pasos no estaban solos y, con tantos faroles amigos, la noche se llenó de estrellas. Dios las bendiga, amigas del camino. FELIZ DÍA

 

 

 

Tomás algo?

 

9 de julio. En el aire flota la idea de felicidad, porque para eso es la independencia, no? Surge claro al preguntarle a un adolescente. Aunque para mí hoy, además, la felicidad es el placer sublime del gusto de los pastelitos de batata y membrillo que me acabo de comer, y con un valor agregado: el hallazgo en la panadería de este jarro con una pregunta tan sugestiva a la felicidad y a la independencia.

Y millas que recorrer…

, tengo promesas que cumplir-me, y millas que recorrer en mi interior, mientras transito por el vasto territorio de lo que la inteligencia intrínseca del espacio-tiempo quiera crear a través de mí. Bendita Independencia.
9 de julio: Feliz Día!

Delicia garantizada

Sabemos que un número de personas tuvo recientemente que estar afligida, está ahora afligida, o estará afligida en el casi inmediato futuro. Esto es, en verdad, el confuso estado dentro del cual vivimos. Si nosotros preguntamos cuál es la gran causa singular de aflicción en el mundo, el zen podría responder: la actitud. Detrás de toda aflicción, hay una actitud. Una actitud es un punto fijo interno. En términos del zen, significa que el individuo dejó de moverse: inevitablemente su vida será perjudicada. – Del libro La clara virtud del zen.

Lo tengo verificadísimo: es un imposible tener actitudes diferentes partiendo de las ideas que tenemos y que, en principio, han contribuido a crear esas actitudes. Y sólo tengo un aviso para darme cuenta de que necesito “moverme”, y que para eso también necesito ideas “nuevas”: la aflicción, sea en su modalidad miedo, tristeza, angustia, culpa…
Pocos libros me evocan con tanta certeza la garantizada delicia del encuentro con ideas que han modificado, especialmente, mis actitudes.
  • “Virtud significa concordar con la manera en que opera el universo, y adquirir así un sentido del poder no ligado al yo: un poder que no viene de oponerse a las cosas sino de fluir con ellas. Con-fluir es la virtud. Con-ser es el poder.” 

Qué gran pregunta

Si soy lo que tengo y pierdo lo que tengo, ¿quién soy? – Erich Fromm
 
• Qué momento para esta pregunta. Qué momento para que repiense si soy algo independiente de lo que tengo. Y tengo tantas cosas que no parecen cosas pero lo son: roles por ejemplo, identidades sustentadas en lo que hago y cómo me ven los otros. Sí, identidades, en plural. Sé que es muy zen, pero qué ganas tengo de una identidad, una sola despojada de su relación con lo que tengo, lo que pasa, lo que pasaría. Me contemplo con este deseo y sonrío, porque me recuerda aquello de “estar parado encima de una mesa tratando de levantar la misma mesa”: un imposible, un acertijo, un laberinto, del cual mi única certeza es de que se sale “por arriba”.