La casa parlante

En el Sandokai, uno de los textos básicos del Zen, se lee: Luz y oscuridad están frente a frente. Pero la una depende de la otra como el paso de la pierna izquierda depende del paso de la derecha.

  • Sobre esto opinan los autores del libro La Enfermedad como Camino: “La verdad es dura y cortante y se presta mal a los ensueños sentimentales y al engaño moral de uno mismo.”

En el Shinjinmei, el más antiguo texto del budismo Zen, dice: Si queda en nosotros la más mínima idea de verdad y error, correcto e incorrecto, nuestro espíritu sucumbirá en la confusión.

  • Sobre esto vuelven a opinar los autores de La Enfermedad como Camino: “Para ejercitar nuestro discernimiento necesitamos siempre dos polos, pero quedarnos atascados en su antagonismo no es el final, sino utilizar su tensión como impulso y energía en nuestra búsqueda de la unidad. La polaridad culpa/libertad: en el hombre es precisamente su culpa prenda de su libertad. En polaridad el hombre enferma. En unidad el hombre sana.”

Que tengas un excelente Día del Trabajo… Interior, o sea quedate en casa: la de adentro, la portátil, la de enserio, la parlante.