El alma: ¿crearla?

Neshamá en hebreo y Neshume en idish: alma. Literalmente significa lo que observa. Recuerdo una frase del libro “Recuerdo de Sí” de Robert Burton: Lo que observa es el alma. Ato cabos con lo que leo en “El Desarrollo de la Luz” acerca de crear el alma a través del proceso de observar (sin juzgar, interpretar o asociar) lo que surge en nuestra mente: lo que desde tiempo inmemorial se llama meditación.

Eso de crear el alma siempre me da cosa: la idea de que sea necesario crearla. O más exactamente, lo que me da cosa es la idea de que si no la creo, ¿acaso me quedo sin tener alma? Bueno, si hago memoria, antes de la confrontación entre el “sí y el no” a los requerimientos de mi ser, antes de empezar a “pagar” atravesando las molestias de actuar el “sí a mi ser”, la verdad, me sentía sin alma… y, al menos conmigo misma, era una desalmada.

Que tengas un domingo “almado”,

Elena